En este mundo de locura liberal.. todo lo que sea degradación.. decadencia..degeneración o envilecimiento en el hombre esta permitido y es fomentado...pero el verdadero pensamiento independiente que se salga de lo que dicta el sistema.. es severamente penado por todas las cortes del mundo...el "delito de opinión" es el peor crimen que se puede cometer en este mundo de pensamiento totalitario...Oder

miércoles, 9 de marzo de 2016

Ellos han elegido su lado..

No hay nada, absolutamente nada más peligroso, más despreciable, más vil y más repugnante en esta tierra que un traidor.


Resultado de imagen de traidores

A través de toda la Historia, los traidores han sido universalmente despreciados como los más bajos de los viles, para no confiar nunca en ellos, para ser rechazados y avergonzados, para ser básicamente condenados al ostracismo, a menudo expulsados, a veces incluso siendo linchados por muchedumbres airadas en tiempos menos civilizados que el nuestro.


En tiempos de tal traición y engaño, con los atestados nidos de traidores que tenemos en las naciones occidentales hoy, donde los traidores prosperan y la traición es una carrera, tenemos pocas opciones, salvo confiar en las leyes del país para procesar y castigar a esas entidades no humanas.


Resultado de imagen de traidores


La mayor parte de los traidores hoy en día no son nada difícil de identificar, los vemos en la televisión, en Internet y en los panfletos, oímos las mentiras que ellos dicen. El observador puede ver las maquinaciones y las traiciones demasiado bien, con su criminalidad claramente descubierta, no tenemos que molestarnos siquiera en argumentar contra esa gente, ellos mismos lo están haciendo.


Los segmentos de la sociedad que han despertado pueden ver claramente quiénes son los principales traidores dentro de nuestras sociedades. Toda la gente despertada entre nosotros ha juzgado ya y ha condenado a esos elementos criminales en sus propias mentes.



El traidor, por otra parte, nunca puede ser respetado, han perdido todo honor y han renunciado a su humanidad. porque ellos han decidido vender sus propias almas, y han traicionado sus principios, a su prójimo, a su país, y hasta a los dioses mismos. Los traidores han hecho su elección y han elegido su lado.


Pero la declaración de Cicerón sobre los traidores ocultos, tan de principios básicos como pudiera sonar, no tiene mucha influencia en el mundo moderno. Con lo mucho que me gustaría creer que los traidores dentro de nuestras sociedades son un acontecimiento bastante raro, similar a una rata solitaria que corretea a través del suelo antes de que sea vista, lo que veo en el mundo hoy simplemente no es coherente con este cuadro.


Los traidores hoy pueden ser vistos por todas partes, a plena vista, a menudo no haciendo ni el más mínimo esfuerzo para ocultar su identidad o acciones. Ocultando sus intenciones tal vez, pero no sus acciones. Y muchas personas dentro de la sociedad simplemente se recuestan y miran despistadamente cómo la traición se despliega. La verdad es que muchas personas están despiertas y pueden ver lo que está sucediendo, pero con tantos otros todavía siendo tan genuinamente engañados o siendo tan genuinamente estúpidos, podemos ver claramente que hay algo muy equivocado con la capacidad de percibir de la gente. Quizás esta situación ha sido bastante recurrente a través de toda la Historia, pero dudo seriamente que alguna vez haya sido como lo es hoy.

Y cuando el tiempo sea el adecuado, y las leyes del país estén listas para ser aceptadas para aplicárselas a esos criminales, entonces quizá ellos estarán un paso más cerca de su viaje al noveno círculo del infierno. Quizás Virgilio un día estará esperándolos en las puertas para mostrarles el camino.

Expliquemos que es el noveno circulo del traidor según Virgilio.




La pintura de arriba muestra a Dante con Virgilio en el noveno círculo del infierno, el noveno círculo del infierno de Dante era el círculo más profundo y más oscuro, reservado para la forma más baja de existencia humana de todas: los traidores. 

Los traidores en el noveno círculo de Dante incluyen a los traidores a los parientes de alguien, los traidores a la comunidad de alguien, los traidores a los huéspedes de alguien, los traidores al señor feudal de alguien, y los traidores a Dios.


Pero es interesante mirar la cólera y la ira que los traidores en el pasado han inspirado entre la gente:


He aprendido a odiar a todos los traidores, y no hay ninguna enfermedad sobre la cual yo escupa más que la traición.
Esquilo.


Los traidores desprecian incluso a aquellos a quienes ellos han prestado servicio.
Tácito, historiador romano.


¿Tú me estás hablando de suposiciones? Tú eres un traidor: ¡Córtenle su cabeza!
William Shakespeare, Ricardo III, acto III, escena 4.


Ningún castigo es demasiado grande para el hombre que construye su grandeza sobre la ruina de su país. 
George Washington.


Usted puede perdonar a un asesino, pero nunca a un traidor.
Anónimo


Si sólo me quedara una bala, y un soldado enemigo y un traidor estuvieran delante de mí, le dispararía al traidor. 
Cornelius Codreanu.


¡No hay suficientes maldiciones ni truenos ocultos en las bodegas del cielo, rojo con una ira poco común, para golpear al hombre que debe su grandeza a la ruina de su país!
Joseph Addison.



Hay tres cosas en este mundo que odio: los tontos, los mentirosos y los traidores. A un tonto le puedo enseñar, a un mentiroso lo puedo perdonar, pero a un traidor yo le pegaría un tiro, ya que él es tanto un tonto como un mentiroso.
Anónimo.


Los traidores tienen la sangre de su propia gente en sus manos. Marco Tulio Cicerón explica muy elocuentemente el peligro que representa el traidor para todos nosotros en la famosa cita siguiente:

Una nación puede sobrevivir a sus tontos, e incluso a sus ambiciosos, pero no puede sobrevivir a la traición desde dentro. Un enemigo frente a las puertas es menos formidable, ya que él es conocido y lleva sus estandartes abiertamente. Pero el traidor se mueve libremente dentro de los muros, con sus maliciosos rumores que se esparcen por todos los callejones, oídos en los mismos salones del gobierno; por cuanto el traidor no aparece como un traidor, él habla con acentos familiares a sus víctimas, y él aparenta el rostro y los argumentos de éstas, apelando a la bajeza que está profundamente arraigada en los corazones de todos los hombres. Él pudre el alma de una nación, él trabaja en secreto y amparado por la noche para socavar los pilares de la ciudad, él infecta el organismo político de modo que ya no pueda resistir. Un asesino es menos de temer. El traidor es la plaga.