En este mundo de locura liberal.. todo lo que sea degradación.. decadencia..degeneración o envilecimiento en el hombre esta permitido y es fomentado...pero el verdadero pensamiento independiente que se salga de lo que dicta el sistema.. es severamente penado por todas las cortes del mundo...el "delito de opinión" es el peor crimen que se puede cometer en este mundo de pensamiento totalitario...Oder

domingo, 24 de septiembre de 2017

Nietzsche es aún así !culpable!

Entrevista con Robert Holub sobre Nietzsche por Debra Liese.
8 de Septiembre de 2015.

Robert Holub sostiene que la evidencia de los escritos publicados e inéditos de Nietzsche junto con sus cartas revelan que él de hecho albergó prejuicios anti-judíos durante toda su vida.







¿Debería Nietzsche ser considerado como un precursor del Nacionalsocialismo y su ideología?


—R. Holub: Hay poderosos argumentos contra el considerar a Nietzsche como un precursor del Nacionalsocialismo. Quizás los dos pilares ideológicos del Nacionalsocialismo eran el nacionalismo ferviente y el anti-judaísmo virulento, y Nietzsche no evidencia nada de ello. Él fue nacionalista y judeófobo durante su período wagneriano, pero nunca abrazó esos principios apasionadamente y sin reservas. 

Por otra parte, Nietzsche admiró a líderes fuertes y dictatoriales, como Napoleón; él detestaba la democracia, el gobierno parlamentario y la igualdad de derechos. Y él coqueteó con la eugenesia en sus últimos años, aunque nunca se trató de una eugenesia basada racialmente. 

Entonces, hay argumentos a favor y en contra de esa proposición. Por supuesto Nietzsche fue establecido como un precursor del Nacionalsocialismo por filósofos e ideólogos nacionalsocialistas, pero deberíamos recordar que algunos miembros del Partido encontraron difícil integrarlo en su perspectiva.




—El tema de la relación de Nietzsche con los judíos y el judaísmo, ¿por qué ha sido tan discutible durante los años?


—Robert Holub: Hubo controversia con respecto a las opiniones de Nietzsche acerca de la judería desde un principio. Algunos anti-semitas de su tiempo creyeron que él tenía simpatías por la causa de ellos porque su editor era un célebre anti-judío y su hermana se había casado con un líder del movimiento anti-semita. Además, Nietzsche estaba asociado con la ideología wagneriana, que tenía obvias dimensiones anti-judías, y los comentarios en muchos de los escritos de Nietzsche podrían ser fácilmente entendidos como judeófobos. Pero Nietzsche también rechazó de la manera más categórica lo que él entendía como anti-semitismo, y muchos aforismos, sobre todo durante su período medio, podrían ser fácilmente considerados como filo-judíos...


El tratamiento de posguerra de sus escritos generalmente consideró sus comentarios acerca del anti-semitismo como la opinión definitiva de Nietzsche sobre los judíos y el judaísmo, y por cualquier asociación de Nietzsche con la judeofobia pusieron la culpa sobre su hermana o sobre las distorsiones de las interpretaciones nacionalsocialistas. La controversia sobre este tema es por lo tanto el resultado de las peculiaridades de la historia alemana junto con las posiciones aparentemente contradictorias de Nietzsche en cuanto a la Cuestión Judía.


Nietzsche en Leipzig en 1866

—¿Cómo cambia su libro nuestras opiniones de Nietzsche en cuanto filósofo?


—R. Holub: Esa pregunta es difícil de contestar. Muchas de las contribuciones más importantes de Nietzsche a la filosofía tienen una escasa conexión con sus opiniones acerca de los judíos y el judaísmo, de manera que existe la tentación de considerar esas cuestiones como secundarias al considerar la filosofía de Nietzsche y carentes de importancia para cualquier evaluación de su pensamiento. 

En efecto, muchos de los filósofos más prominentes en la tradición alemana expresaron opiniones sobre la judería que eran tan malas, o peores, que cualquier cosa que Nietzsche tuvo que decir al respecto. Pero también deberíamos considerar que los filósofos poseen una manera de pensar acerca del mundo, y que parte del modo de pensar de Nietzsche acerca del mundo contenía estereotipos sobre raza, género y pertenencia étnica que él era incapaz de superar. 

Sería tonto considerar todo lo que Nietzsche escribió como contaminado por el racismo; pero también sería tonto considerar que sus reflexiones sobre asuntos tanto históricos como abstractos no habían sido afectadas por la manera en la cual él abordó la Cuestión Judía.–

sábado, 2 de septiembre de 2017

Judeo-cristianismo..una moralidad de "esclavos".


Si él no hubiera enfermado y muerto en 1900, bien podría haber vivido para presenciar el temprano ascenso de Hitler y el Nacionalsocialismo. Él habría tenido 89 años en 1933, cuando Hitler asumió el poder. Probablemente su apoyo habría sido incondicional. Si él hubiera vivido para ver la aparición de la industria del "Holocuento" y la influencia judía en los medios de manipulación.


El análisis de Nietzsche del problema judío es poderoso, profundo y completamente único. Es de la clase que nunca podría ser llevado a cabo hoy por ningún filósofo de la corriente predominante. Agradezcamos que él haya vivido y escrito en un tiempo en que tal pensamiento realmente libre era todavía posible.



Ahora existe una forma distintivamente moderna de la mentalidad basada en el servilismo, la conformidad, la igualdad, la compasión, la culpa, el sufrimiento, la venganza y el auto-odio: la moral del rebaño. Uno apenas podría idear una concepción más baja del hombre.

En términos generales, los filósofos a través de todas las épocas han provocado pocos serios sentimientos de animosidad.


Friedrich Nietzsche es ciertamente uno de los filósofos más polémicos de la Historia, es el epitome de la "no-corrección política", a Nietzsche claramente no le importaba nada a quién él pudiera ofender.

Él estaba en una misión de exponer la hipocresía y la corrupción moral, y socavar la degenerada sociedad moderna. Sólo yendo a la raíz del problema, pensó él, podríamos nosotros encontrar nuestro camino hacia adelante, un camino hacia la grandeza que es el destino humano.


Afirmó Nietzsche, la opresión sentida por los judíos y los primeros cristianos creció hasta el punto de que fue creado un nuevo sistema de valores, el judeo-cristiano, como una especie de respuesta religiosa y ética a la dominación romana.

Aunque se trataba de un sistema unificado, tenía diferentes énfasis para ambos grupos. Para los judíos el foco estaba puesto en la auto-compasión, la cohesión étnica, una sed de venganza, una obsesión con la libertad, un odio hacia los fuertes y poderosos, y un deseo de recuperar la riqueza perdida. 

Los cristianos, a través de la figura de Jesús, prefirieron enfatizar el valor de los oprimidos, la fe en Dios para traer justicia, la salvación en la vida futura, y una obsesión con el amor como un medio para aliviar el sufrimiento. Habiendo surgido, como lo hizo, de la cuasi-esclavitud impuesta por los romanos, Nietzsche consideró a esa respuesta colectiva judeo-cristiana como una moralidad de "esclavos".

Pero el resultado actual ha estado lejos de ser positivo. Muy por el contrario, ha sido un desastre absoluto para la Humanidad. Cuando se ha combinado con poblaciones en auge y tecnología avanzada.

Esto nos lleva a la cuestión de los judíos. La posición de Nietzsche en cuanto a los judíos es compleja y decididamente heterogénea. Por una parte, ellos son la encarnación y el producto de la despreciada moral de los esclavos. Los judíos deben su mismo éxito a la promoción y la explotación de ese modo de pensar.



Vemos esta actitud de Nietzsche en una temprana obra, Humano, Demasiado Humano (1878). En una breve discusión acerca del "problema de los judíos", Nietzsche muestra una evidente simpatía por su sufrimiento:
"El joven judío de la Bolsa de comercio es la invención más repugnante de la raza humana entera".

Nietzsche, habla de la "corona de triunfo" del árbol judío del odio, los objetivos de aquel odio: la victoria, el despojo y la seducción, que profundizó más las raíces de aquel odio en todo lo que era profundo y malvado.

jueves, 20 de julio de 2017

Alexis Carrel.

La imagen puede contener: una persona

Para el hombre moderno, puede decirse que no hay ya otra regla de conducta que el capricho. Cada uno se encierra en su egosímo, como el cangrejo en su caparazón, y trata, como él, de devorar a su vecino. Las relaciones sociales elementales se han modificado profundamente. La división reina en todas partes. 

El matrimonio ha dejado de ser un lazo permanente entre el hombre y la mujer. Estas son a la vez las condiciones materiales y psicológicas de la existencia moderna que han creado el clima propicio para la desintegración de la vida familiar. 

Los hijos son considerados hoy como un estorbo, cuando no lo son como una calamidad. Así termina el abandono de las reglas que en el pasado los hombres de occidente habían tenido el valor y la prudencia de imponer a su conducta individual y social.

Wilhelm Dilthey..Teoría de las concepciones del mundo.


Las ideas del mundo no son productos del pensamiento. No surgen de la mera voluntad del conocer. La comprensión de la realidad es un momento importante en su formación, pero sólo uno de ellos. Brotan de la conducta vital, de la experiencia de la vida, de la estructura de nuestra totalidad psíquica. 

La elevación de la vida a la conciencia en el conocimiento de la realidad, la estimación de la vida y la actividad volitiva es el lento y difícil trabajo que ha realizado la humanidad en la evolución de las concepciones de la vida.

La imagen puede contener: una persona

Este principio de la teoría de las ideas del mundo recibe su confirmación cuando tenemos a la vista el curso de la historia en su conjunto, y mediante este curso se confirma a la vez una importante consecuencia de nuestro principio, que nos retrotrae al punto de partida del presente estudio. El desarrollo de las visiones del mundo está determinado por la imagen del mundo, de la valoración de la vida, de la orientación de la voluntad, que resulta del mencionado carácter gradual de la evolución psíquica. Tanto la religión como la filosofía buscan firmeza, eficacia, dominio, validez universal. Pero la humanidad no ha avanzado un solo paso por este camino.

La lucha de las ideas del mundo entre sí no ha llegado a una decisión en ningún punto capital. La historia realiza una selección entre ellas, pero sus grandes tipos quedan en pie unos junto a otros, independientes, indemostrables e indestructibles. No pueden deber su origen a ninguna demostración, y ninguna demostración puede disolverlos. 

Los estadios particulares y las formas especiales de un tipo pueden refutarse, pero su raíz en la vida perdura y sigue actuando y crea siempre nuevas formas.

viernes, 7 de julio de 2017

Los Gnósticos y Sus Restos


Aunque suene extraño decirlo, el Gnosticismo está en deuda con sus enemigos por la supervivencia de algunas de sus enseñanzas.


El gnosticismo es definido como un emanacionismo, o una filosofía de las emanaciones. Dos cualidades no pueden reunirse en la misma sustancia. Los Universales no pueden llegar a ser Individuales y éstos no pueden llegar a ser Universales.

El espíritu, que es la sustancia común de los Universales, existe de igual modo según estados. El espíritu en sí, es decir, en su propia naturaleza, es incognoscible, pero del espíritu proceden cosas espirituales según un orden descendente. El intelecto es un intangible perteneciente al orden del espíritu, pero en un grado tiene una dimensión y una proporción formales, y está sujeto a definición. La energía, o fuerza, como era conocida en tiempos antiguos, es igualmente una extensión del espíritu, pero esa extensión está sujeta a mayores limitaciones que el intelecto porque es definible. Todas las definiciones definen naturalezas según sus limitaciones. Axiomaticamente, la definición es una limitación.




Al resumir la doctrina del Gnosticismo no es posible considerar las numerosas divisiones que ocurrieron dentro de la secta, ni los elementos más intrincados de sus sistemas. 

De ser un culto simple, el Gnosticismo evolucionó hasta convertirse en una filosofía elaborada y compleja, uniendo dentro de su propia estructura el factor esencial de diversas grandes religiones. La idea central del Gnosticismo era el ascenso del alma a través de etapas sucesivas del ser. 

Esa doctrina probablemente se originó en la astrolatría de Babilonia con su doctrina de una serie de cielos, cada uno bajo el gobierno de un dios planetario. El alma debe subir por esos cielos y sus puertas por medio de contraseñas mágicas entregadas a los guardianes de las puertas. Ese punto de vista recuerda el ritual egipcio de los muertos.

domingo, 2 de julio de 2017

Nietzsche

«Vosotros, predicadores de la igualdad, la tiránica locura de vuestra impotencia es lo que en vosotros reclama a gritos la "igualdad". ¡Vuestras más secretas ansias tiránicas se disfrazan, pues, con palabras de virtud!» 
Nietzsche, Así Hablaba Zaratustra, II, De las Tarántulas.

viernes, 23 de junio de 2017

Infiesta.



Siento un profundo respeto por aquellos hombres que no aceptan el mundo tal y como les viene dado. 

Por aquellos que desde su juventud ven su camino, lo comprenden y se identifica con él. 

Por aquellos que cogen su propio destino por el pescuezo y no lo sueltan, y lo hacen caminar por donde su deseo, su voluntad, les dicta. 

Siento un profundo respeto por aquellos que moldean día a día su propia vida, que fortalecen su carácter, que enriquecen su sensibilidad. 

Por los que no aceptan lo inevitable, por los que saben que su personalidad puede desencadenar más fuerzas que todos los dioses y hados que ya no existen. 

Porque en esa voluntad de poder, en esa ansia de ser uno mismo, encuentra el más genuino y claro eco de nuestro espíritu europeo.

J. M. Infiesta.